Tus tapones valen mucho

Hoy pensé en poner un Miércoles Mudo, aunque tengo mil cosas que me gustaría mostrar, pero algo ha hecho que no me pueda quedar muda.

Cuando empecé a ecribir en el blog empecé también a guardar tapones de botellas de todo tipo, quería hacer una manualidad en que se formaba una especie de muñeco o titere, un día me cansé de guardarlas, solo necesitaba 30, así que seguro que hay de sobras.

Más tarde empecé a guardar para hacer un juego de fichas y luego he visto un bolso hecho de tapones y ganchillo, uff si es que todo es ponerse.

El pasado jueves tuvimos club de lectura y al acabar nos fuimos a por un bocata, me llamó la atención una caja en un lado del bar donde se explicaba la situación de una chica que pide que le guarden los tapones de plástico. A mi no me cuesta nada guardarlos y si así le puedo ayudar lo hago.

Hace un ratito Isasaweis en su twiter ha puesto el enlace a www.garmitxa.org , estas dos familias recogen tapones para investigación en la enfermedad de sus hijos. Y si buscas en google seguro que encuentras alguna iniciativa con punto de recogida cerca tuyo. Consiguen 0,30€ el kilo (300€, la tonelada), no es mucho en dinero, pero es muchísimo el apoyo.

Valen todos los tapones que sean de plástico, no de otros materiales, de botellas de agua, de leche, de bebidas refrescantes, de zumos, de champú, gel, pasta de dientes, el del jabón líquido de la lavadora…

No lo tires, cada tapón se puede transformar en una sonrisa.

Anuncios

Bisutería sostenible

Hace unos días nos pidieron algunos artículos de bisutería sostenible para poner a la venta en una tienda. Para mi la palabra sostenibilidad es muy grande, pero pongo mi granito de arena reutilizando los materiales que me sobran, o más bien los que otros tirarían si yo no se los hubiera pedido.

No es mucha cantidad, por eso espero que cada pieza encuentre pronto un nuevo dueño. Por el momento ya salieron de paseo a la nueva tienda que en breve abrirá sus puertas.

En esta ocasión probé alguna cosa nueva, pero no la mostraré antes de que esté expuesta al público, poco a poco a intentaré mostrar alguna de las piezas más detalladamente, quizá tenga éxito, quizá se vaya a la basura, pero me lo pasé bien jugando con cápsulas y lacres.

Vivir sin dinero

Hace días que tengo pendientes varias cosas, pero no encuentro el momento, al final hoy he sacado tiempo porque me ha empujado otra cosa.

Esta mañana, Montse, una de las primeras subscriptoras de este blog y que hace unos bolsos de lacres que me fascinan participó en el programa de radio trueque como forma de vida y ahora la he estado escuchando. Por si la queréis oir sale a partir del minuto 18, pero el tema del banco de tiempo es algo que también me fascina desde hace bastante.

A lo que iba… a primeros de mes (aprovechando la temporada baja) estuvimos unos días de cámping. Al volver de la piscina nos sorprendió ver que había un grupo de niñas con una parada de pulseras de cola de ratón y de collares nespresso. En otras ocasiones hemos visto pulseritas, pero no tan bien hechas. Más tarde en otra zona un par de niños también tenían otra parada aún más barata y a mi peque le encantó la idea de hacerse con una pulsera, de modo que me preguntó si le daba un euro para comprarse una. Le dije que no, le hablé de los trueques y le ofrecí unos cuelgamóvil que quizá podrían intercambiar.

Pasamos varias veces por el lugar pero no coincidimos y cuando ya nos íbamos vimos que las chicas habían puesto la parada, así que allí fueron los dos peques un poco asustados y un poco emocionados. Fue una gran negociación, la pequeña que vendía la pulsera que le gustó no estaba segura de querer hacer el trueke pero otra se ofreció encantada a hacerlo. Al final salieron cada uno con una pulsera totalmente alucinados y creo que las dos que hicieron el intercambio también quedaron satisfechas.
Es un poco difícil vivir sin dinero, pero nada es imposible.
Leer más de esta entrada

#MM Costa Brava



Scrapmaniàtics

El pasado domingo tuvo lugar en Sant Feliu de Guíxols la 1ª fira de scrapbooking y tenía muchas ganas de ir.

Un par de días antes me llamó Gracia de “Ideas con Gracia” por que teníamos pendiente vernos para que me entregara el regalo del sorteo que organizó en su blog. Quedamos en que iría y que ya la llamaría cuando estuviera allí, pero no hizo falta, al llegar a la fira, en la primera parada, allí estaba, y llena de bolsas, hacía poco que había llegado y aún no había visto la parte de scrap (también había fira de patchwork). Así que pude ver todas las tiendas de mano de una scrapera con algo más de experiencia que yo y lo más importante: con más presupuesto.
Conseguí el objetivo de llegar al puesto de Silvia sin comprar nada, ya que si he comprar algo prefiero hacerlo a alguien que aprecio un montón ¿no?

Esto no se lo dije a mi pequeña, que sabiendo que íbamos a un lugar donde habría muchas cosas de manualidades cogió su carterita. La pobrecita se decepcionaba cada vez que preguntaba el precio de algo que le encantaba, iba de puesto en puesto con un ¡WALA! En el puesto anterior nos entretuvimos un poco, yo ya no veía el momento de acercarme a Silvia y darle un abrazo cuando viene la peque ¡que se ha comprado algo por fin!, en el puesto siguiente. Unas pegatinas de florecitas realmente preciosas (y por supuesto al alcance de su bolsillo). Me emocionó que su primera compra y por decisión propia fuera allí.


Al llegar empezó la entrega de premios, que otro día prometo enseñar con todo el detalle que pueda. El paquete grande es mi premio y el pequeñito un detallazo que nos preparó Silvia ¡Preciosos!

En Petits Detalls no encontré todo lo que quería, algunas cosas a esa hora ya se habían acabado, eso debe ser buena señal. Compré ojetes y brads que necesitaba y caí en la tentación de cuatro cosillas más que no estaban en mi lista. Luego le tocó el turno a los papeles, en una ocasión creo que comenté que había comprado dos papeles de doble cara, pero no he confesado aún que nunca los he utilizado, me da pánico cortarlos, engancharles algo encima… ains… espero que con el paquete de 54 que compré en Tinta Xina se me pase la tontería.

Ya de vuelta compré el troquel de circulo en Les Parisinnes, en Blokum me hice con un álbum pequeño y velcro para los cierres, y para acabar en scrap natura unos sellitos y una tinta disstres.

Compré muy poquitas cosas, y muy básicas, pero ya pasé del presupuesto. Miedo me da pensar que Creativa está a la vuelta de la esquina. ¡y me da miedo sin haber ido nunca!

Y para despedirnos de la fira una horchatita, que ni para comer nos detuvimos, los materiales y el ambiente ya nos alimentan.

Desde mi rinconcito gracias a todos y todas las que lo hicieron posible, gracias también a Gracia por hacerme de guía y sobretodo a mi AE por su paciencia.